El cripto, la web 3.0 en la era de la información y el uso de las relaciones públicas

La meta de tener una isla privada, crear un urbanismo con acceso a marina, full tecnología y con un templo pagano, no es irreal. Las señales de cambio que las manejen los robots. Se acabaron las VISA, y el acceso a la isla solo será disponible a los miembros que tengan un Token NFT de la serie específica. De alguna manera el secreto del Rey Salomon es evidente en la era del dinero mágico de Internet. 

No suena muy complicado si todo lo que hay que hacer ahora es invertir en nuevos proyectos de token a través del dinero de los juegos y automatizar los cambios que luego compran más minado o proyectos POS. El futuro paga muy bien a largo plazo.

Comentarios