De la tristeza al aferrarme a lo que no soy, y el desapego a lo mundano

Yo no tengo forma, ni pasión concreta.

Me la paso saltando entre disciplinas, entre lo que apenas creo que me puede ayudar a sobrevivir porque me fue enseñado así, y lo que me hace dejar pasar el tiempo como un tonto mientras escapo de una realidad donde realmente no le pongo esfuerzo a lo que yo debería ser.

Me dejo arrastrar a la nada con lo que pasa en el tiempo, con algo de donde no pertenecía, algo de donde fui, algo de lo que intente ser, y en cualquier momento quizás me animo curiosamente a algo de lo que yo no soy. 

Me cuestiono hasta porque vine al mundo, si no puedo hacer algo concreto con animo más que escribir notas como estas donde describo mi experiencia ante lo que vivo, creo que es lo que aprendí mejor. Pero proviene de mi curiosidad y crítica desde que decidí rayar la parte de atrás de los cuadernos en 3er grado buscando entender los males del mundo, y creyendo que pudiendo tener poder para decirle a todos ayudaría con eso. Pero todo eso termino de alguna manera corrupto en mí, y en manos de quienes lo hacen mejor, y con mucho más poder, aunque yo como parte de una masa, soy un replicador de eso.

En estos días me he llenado de emoción, pues siento júbilo ante tantas buenas oportunidades que tengo que me dan la posibilidad de alcanzar cosas a las que había renunciado a creerme capaz de alcanzar. Pero pasan las horas, y me entorpezco entre la rutina con lo cotidiano y no he podido concretar.

Entonces sigo siendo un monstruo sin forma, una quimera, capaz de hacer muchas cosas pero permanece en negación cuando me frustro. Me siento egoísta.

Me acerco a ver que me dicen mis nuevos amigos de Facebook, toda esa gente que con cinta plástica simpatizo, más no empatizo del todo ni me involucro porque no puedo proveer nada, más que la promesa de un amigo que de alguna manera está críticamente conectado, enlazando información de alguna manera atractiva. Pienso en ello como una cartelera donde cada quien arroja sus experiencias, humores, y decepciones esperando encontrar dicha en ello a través de con quienes conectan, así que aprendo de muchos puntos de vistas que van más lejos de lo que yo podría aprender por mi mismo.

También por eso la extraño tanto a ella, y quisiera poder intercambiar más, porque en dos años me enseñó demasiado mientras yo buscaba alternativas a los aprendizajes que no podía concretar ni enfrentar. Me siento hecho pedazos entre el gusto que me da intentar ser alguien, consciente del Héroe absurdo, y los fragmentos de ego que no brindan nada sino alejarme del sentimiento de miseria que siento al no poder lograr conectarme con mi propósito, ni con quienes he anhelado mientras me he mentido para no rendirme.

Muchos persiguen por sexo, por cosas materiales, por experiencias exquisitas de las que jactarse al ir más lejos, pero a mi honestamente nada de eso me cautiva ni me inquieta, pues para ir tras ello hay que perder una tranquilidad de la cual no estoy dispuesto a cambiar pues es lo que más disfruto en mi vida, como cada foto de amanecer o atardecer en mi balcón con una taza de café y lofi de fondo. 

Y a veces lo lamento, porque precisamente ser así me aleja de poder compartir con quienes me brindan tanto, y me darían la oportunidad de crear obras y momentos hermosos juntos, bien lejos de este país al que cada vez menos gente pareciera tenerle fe. 

No estoy dispuesto al sacrificio que eso conlleva, y cuando he conseguido la mayor pasión para ello siento que he recibido burlas y rechazos sin poder comprender porque más que limitarme porque me falta aprender mucho en la vida, o porque mi punto de vista no es igual de elevado que todos esos artistas que han ido más allá, y siento que me hacen lero por querer mantenerme igual sin abrazar un propósito concreto, sino disfrutar de cada sabor que encuentro a los lados del camino.

Así que antes que enojarme por como son los demás, simplemente exagero la luz de lo absurdo y ridículo que existe entre la conexión de mis conocimientos superficiales, y lo más puro que hay en mi que es el querer amar, y poder proteger de alguna manera como motivación.

Quizás soy muy pequeño para tener un blog, quizás soy muy inmaduro para las cosas con las que me conecto, o enfrento, y eso de alguna manera me abruma pues se que en este mundo despierto yo estoy demasiado dormido aún. En este momento, solo se que sigo sanando años de depresión con unas pastillas, y que no debería involucrarme con tanto.

No me siento orgulloso de nada, más bien siento mucha vergüenza, y me han hecho sentir usado aunque quizás así sea mejor, porque más de una vez sigo sintiendo que necesito que alguien me tome de la mano y me diga hacia donde ir.

Comentarios