Negado a desatar


Aquí estoy, en tierra firme.
En pequeños pasos, armando la estructura antes del próximo lanzamiento.

Marco Polo, Marco Polo.
    No me ves como Marco polo.
No pronto verás a Marco Polo.

Es mi delito, no de frente, sino de mente.
He ido en marcha, solo en mente.
        Ante una amenaza, bien de frente.

Comprometido estoy, donde no lo sé,
    porque  los días pasan,
y el arquitecto apenas revisa los obreros.

Cuando te das cuenta, aún eres cómplice.

    Se fue la reina, y ahora el tanque necesita 
un ojo que comprenda la singularidad.

El Puente de Londres se va a caer
se va a caer, se va a caer...

La conspiración no termina,
y yo tengo todos los poderes tras comprar miles de conceptos
con cada demonio o espíritu que capturé y aún me faltan por capturar.
Ale limón, ale limón el puente se ha caído
luna y sol déjanos pasar con todos los niños de la capital,
el de adelante corre mucho y el de atrás se quedará, se quedará

Yo aún no puedo resolver una calculadora manual de tangentes,
así que solo puedo esforzarme en señales como ha sido hasta ahora.

Comentarios