Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2020

Mi vagabundo (a la Bukowski)

Imagen
  Me pierdo en mi camino, por mucho tiempo supe que querĂ­a pero no caminaba hacia allá. Mi propĂłsito se habĂ­a perdido entre desanimo, y las crisis. HacĂ­a lo que me venĂ­a en gana sin pensar en luego ni en ahora, todo era el placer mientras que escondĂ­a el dolor que sentĂ­a por lo que vivĂ­a, cada vez más ebrio. Estoy ansioso queriendo llegar a donde siempre quise, luchando por mis sueños, pero los viejos patrones me buscan, y yo ya no los necesito como antes, ni realmente ellos a mi.  Me siento enfermo y cansado de que me vean de la misma manera, como si yo ya no tuviera otras intenciones, y que mi Ăşnico logro fuera escribir la gaceta hĂ­pica, y formar el club de apostadores donde siempre pegaba la formula para ganar con las mejores carreras de Yeguas. Otros me conocen en mesas diferentes de cualquier bar, o viendo el burlesque en los molinos rojos, asĂ­ que en cualquier pueblo me dejan señalado como el que no respeta a nadie. Hoy siento que yo no necesito a nadie, ni a las mujeres, ni al a

Flash en blanco y negro

Imagen
El verte me cautiva, por instante, tu mirada me atrapa, tu forma, tus alegrĂ­as , despechos y cuantas formas de ser muestras quejándote de trasnochos y siestas interrumpidas con la sed por el alcohol y la chatarra para la merienda. Protagonizas polaroids que fácilmente me inspiran imágenes de un mañana a tu lado. Tus fotos revelan espejismos de todo lo que pudiera ser, pero siempre aparece otro personaje de la nada robando la toma, ¿algĂşn dĂ­a serĂ© yo en esas escenas?.  Vuelvo una vez más, como un antojado más en el buzĂłn directo. Te doy mis reverencias, olvidando todos los ratos que han pasado mientras mi pulso no transmuta mi pasiĂłn en oro.  Pero no estás, no respondes, no me buscas y no te busco, y me guardas y te escondo, y te enganchas con mis publicaciones y yo con el pie de tus fotos. Todo esto es tan cruel como las letras de las canciones románticas que no me permito escuchar. Desquiciado estoy ya en otros cuentos no publicados. AsĂ­ que me digo que no sĂ© nada, cuando me pregun